Mi filosofía de vida es hacer las cosas desde el corazón

Soy Luisa, creadora de Alma, el espacio donde pongo mis manos al servicio de las diferentes personas que vienen aquí buscando tranquilidad, autocuidado y bienestar.

Desde siempre me ha gustado cuidar a quienes me rodean, y hoy me siento agradecida de poder llegar a tantas personas con mis manos y técnicas naturales, para transformar el malestar en el cuerpo o la alteración en la piel en equilibrio y confort.

Incluso, en las pieles más delicadas y sensibles, como las tratadas oncológicamente.

Me ilusiona seguir aprendiendo cada día

Mi interés por el equilibrio y el bienestar del cuerpo me llevó a formarme en terapias manuales y estética, mientras tenía otro trabajo, porque era algo que quería traer a mi vida.
Comencé por realizar el ciclo en Estética integral y bienestar, y a partir de entonces siempre he estado en continuo aprendizaje.

Me he formado en Quiromasaje, para ayudar a las personas a liberar esas tensiones que les limitan en su día a día. Y me he especializado en Drenaje linfático manual (método Vodder) y en drenaje linfático (método Renatta França), dos técnicas naturales que activan el sistema linfático en función de lo que cada persona necesite. También me especialicé en vendaje neuromuscular.

En los pies está la información de todo el cuerpo, y por eso me he formado en Reflexología Podal, especializándome en reflexología osteopática con Florence Cohen y reflexología para la salud de la mujer por Hagar Basis.
He profundizado en diferentes técnicas naturales de estética, como son la Facioterapia Dien Chan, el Lifting facial japonés kobido y Deep face lifting. Los aromas están en mi día a día y son parte de Alma. Así que aprender Aromaterapia me ha ayudado mucho a cuidarlos y potenciarlos.

También practico Reiki (siguiendo el método Usui) para ayudar a las personas a reequilibrar su energía.
Y para cuidar la piel y elevar el bienestar a las personas con cáncer, o que han pasado la enfermedad, me he especializado tanto en Oncology massage como en estética oncológica.

No soy de tomar decisiones rápidas, pero hoy puedo ver que la vida, poco a poco, me fue poniendo las oportunidades en el camino. Las cosas se fueron dando gradualmente, hasta que llegué a tener mi propio espacio de terapias y estética.

Mi trabajo tiene como fin aportar calma y bienestar a las personas

Por eso es tan importante que en mi vida haya también tranquilidad, tiempo para mí y para mi familia. En mis momentos libres, me gusta mucho disfrutar de la naturaleza, del mar, hacer caminatas, leer, ir al teatro, la música, ¡y el baile!
También practico Pilates, un ejercicio que me ayuda a tomar consciencia de mi cuerpo, y cuidarme a mí misma. Porque cuidar mi equilibrio es la manera de poder seguir aportando bienestar.

Alma es un espacio, en esencia, acogedor

Fue durante muchos años un lugar de reunión familiar. El tiempo y la vida fueron pasando, hasta que llegó un momento en el que este espacio tan familiar se transformó en Alma, el lugar donde podrás sentirte como en casa, mientras disfrutas de tu experiencia de calma y bienestar.

Este espacio es tu espacio

Para desconectar, para nutrirte y saborear la sensación de paz y de armonía.

Captaré lo que necesitas, y me adaptaré a tus necesidades. ¿Hablamos? Reserva tu cita aquí debajo